¿Tengo apnea del sueño?

Cuando dormimos, todos los músculos del cuerpo se relajan más. Lo habitual es que la garganta permanezca lo suficientemente abierta para permitir el paso del aire, pero a veces los músculos de la parte superior de la garganta se relajan mientras dormimos y los tejidos se cierran, bloqueando la vía respiratoria. Esto es lo que llamamos el Síndrome de Apneas-Hipopneas del sueño (SAHS), una patología respiratoria en la que las personas que lo padecemos somos roncadores habituales y tenemos pausas en la respiración cuya duración puede ser variable. Tienen mayor importancia médica aquellas cuya duración es superior a 10 segundos. Como consecuencia, no descansamos bien durante las horas de sueño.

“Según un estudio reciente de la Sociedad Española de Sueño, en España existen entre 5 y 7 millones de personas que sufren apnea del sueño.”

Libro blanco “Evaluación sanitaria y socioeconomica del síndrome de apneas y hipoapneas del sueño en España (SAHS)”.

“Se estima que el 56% de pacientes con SAHS son posicionales.”

Oksenberg Chest 1997.
Richard Eur Arch Otorhinolaryngol 2006

“El SAHS posicional es aquel en el que el índice de apneas en posición supina es al menos el doble que en cualquier otra posición. En estos casos, es necesario el uso de terapia postural.“

Síntomas y consecuencias

La mayoría de las personas desconocemos que tenemos apneas porque sólo suceden durante el sueño. De hecho es habitual que el primero en notar los signos de la apnea del sueño sea nuestra pareja. Por ello, para detectarla es muy importante la colaboración de la persona con la que dormimos.

Los siguientes síntomas pueden ser indicativos de que tengas apneas del sueño, por lo que si sufres alguno sería recomendable que acudieras a tu médico de cabecera:

  • Somnolencia diurna
  • Fatiga crónica
  • Dolor de cabeza
  • Carácter irritable
  • Depresión
  • Empeoramiento de la hipertensión arterial
  • Comportamiento hiperactivo en los niños
  • Dificultad de concentración
  • Pérdida de memoria

Estas son algunas de las consecuencias de la apnea del sueño:

  • Hipertensión arterial
  • Hipertensión pulmonar
  • Infartos cerebrales
  • Insuficiencia cardiaca
  • Arritmias cardíacas
  • Infarto de corazón
  • Muerte súbita

Factores

Existen factores que pueden aumentar el riesgo de tener apnea del sueño:

  • Exceso de peso
  • Hipertensión
  • Ser hombre
  • Mayor de 65 años
  • Ingesta de alcohol
  • Ser fumador

¿Por qué tengo apnea del sueño?

La escala de Stop Bang te ayudará a saber si estás dentro de la población de riesgo de sufrir apnea del sueño. Realiza el test:

¡Hago el Test!

¿Por qué ronco?

Cuando estamos dormidos los músculos del cuello se relajan. A veces se relajan tanto que la nariz y la garganta se cierran parcialmente, volviéndose tan estrechos que dificultan el paso del aire que va hacia los pulmones. También hay razones temporales, tales como inflamación de las amígdalas o el exceso de peso alrededor del cuello, o estructurales como la forma de la nariz o la mandíbula. Este estrechamiento de las vías respiratorias provoca una vibración en la garganta, lo que provoca el sonido del ronquido.”

Roncar no sólo altera la calidad de tu sueño sino que también perturba el sueño de tu pareja, llegando a provocarle insomnio, cefalea matutina o sueño durante el día por el mal descanso durante la noche.

“El 35% de la población adulta es roncadora, de los cuales el 75% de roncadores simples son posicionales”

Nakano sleep 2003

Estudios actuales en la medicina del sueño confirman que la posición supina influye en la intensidad de los ronquidos o en el índice de apneas, siendo roncadores posicionales aquellos que roncan cuando duermen en posición supina.

“50-75% de los varones roncadores de 40-70 años padecen SAHS”

Pascual Domènech M et al. FMC, 2007

“En España, la prevalencia de los ronquidos es del 46% de los hombres y el 25% de las mujeres”

Duran y al. Am J Respir Crit Care Med, 2001

Roncar no es un problema de salud, ya que una persona que ronque no tiene necesariamente que ir al médico. Roncar de forma entrecortada puede ser un síntoma de padecer apnea del sueño. Es en este caso cuando se debe acudir al médico.

Terapia postural

La CPAP es la terapia más utilizada para la Apnea Obstructiva del Sueño. Consiste en una máquina que aumenta la presión del aire en la garganta a través de una máscara para que las vías respiratorias no se bloqueen cuando inhalas. A pesar de su gran efectividad cuenta con numerosos efectos secundarios y necesita de un período de adaptación.

También están las terapias posturales basadas en técnicas pasivas como una pelota de tenis adherida a la parte espalda o las almohadas posturales. Sin embargo, resultan molestas e incómodas.

Los últimos avances en el tratamiento del SAHS y los ronquidos posicionales nos llevan a Somnibel, la primera terapia postural activa patentada que es una alternativa o un complemento a la CPAP, dependiendo de la gravedad del SAHS, siendo una terapia idónea para los pacientes con apnea posicional de leve a moderada.

“La terapia postural y la CPAP proporcionan unos resultados similares en el tratamiento de pacientes con SAHS posicional.”

Jokic, Chest, 1999

“Muchos estudios clínicos confirman la efectividad de la terapia postural activa”.

Ver referencias
Somnibel, tu solución para apneas y ronquidos posicionales Ver terapia Somnibel

© SIBEL, S.A.U. C/ Rosellón, 500 bajos 08026 Barcelona (Spain) | Política de Privacidad | Política de Privacidad en Redes Sociales | Aviso Legal | Política de Cookies| Condiciones de Compra

Cesta Producto Eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.